preguntas frecuentes sobre el mundo del Fitness

Cómo tomar una sauna y para qué

La sauna tiene efectos beneficiosos sobre el organismo, al liberar, mediante sudorización, que suele ser abundante y rápida, toxinas y activar la circulación sanguínea. Siempre va acompañada con contrastes de temperatura, a la sesión de calor le sigue una de enfriamiento, que amplia los efectos de la sudoración. Se toma con fines higiénicos y terapéuticos.
Los elementos que conforman una sauna son la cabina y la estufa. La cabina tradiconal es un recinto de madera que posee varios bancos a diferentes alturas y una estufa cubierta de piedras que caldea el recinto y permite producir vapor al arrojar agua sobre ellas.
Es importante realizar la sesión de sauna con tranquilidad y sin agobios. El tiempo preciso para una sesión de sauna normal oscila entre una hora y hora y media y del mismo, raramente se hará más de 40 minutos dentro de la cabina.
Los pasos generales a seguir son los siguientes:
  • Ducharse con agua caliente y jabón.
  • Sentarse o tumbarse sobre una toalla para evitar quemarse con los bancos, también por motivos higiénicos.
  • Entrar a la cabina de la sauna y ponerse en un banco intermedio o superior y permanecer un máximo de 15 minutos. El tiempo óptimo de permanencia está entre los 10 minutos y los 15, pudiendo llegar hasta los 25, pero debe ser el propio usuario quien determine su tiempo de estancia. 
  • Se debe abandonar la sauna cuando se note una sensación de agobio que suele producir la sudoración continuada, este es el punto donde se obtienen los efectos beneficiosos, si no se llega al mismo estos no se producen y si se sobrepasa, disminuyen.
  • Para que todo el cuerpo esté a la misma temperatura se debe permanecer tumbado.
  • Salir y ducharse con agua fría comenzando por los pies e ir ascendiendo hacia el centro del cuerpo. 

  • Descansar relajado durante 10 o 15 minutos. Se puede pasear, tomar un masaje, broncearse...
  • Repetir la segunda sesión por un tiempo similar.
  • Nuevo enfriamiento y relajación por un tiempo similar.
  • Eventualmente realizar una tercera sesión de sauna sin abusar.
Mejora la función cardiovascular.Al dilatar los vasos capilares obliga a bombear al corazón con mas fuerza para mantener la presión sanguínea.Para personas con afecciones cardiovasculares se aconseja que la sauna no supere los 65 grados. En cuanto a adelgazar, hay que decir que no vas a perder los kilos que te sobran ,en cuanto bebas (obligatorio después de una sauna) recuperarás los kilos perdidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Calcula tu IMC

Calculadora de Dieta

LOS LOBOS DE ÁNGELA, drama y mentiras en la vida de una mujer

LOS LOBOS DE ÁNGELA, drama y mentiras en la vida de una mujer
RECORD DE VENTAS EN INTERNET