preguntas frecuentes sobre el mundo del Fitness

Lesiones frecuentes en las cintas de correr

El entrenamiento en las cintas de correr puede resultar lesivo para los pies, tobillos y rodillas, sin embargo las máquinas de correr de calidad proporcionan una buena amortiguación que evita los problemas.

Tienes que tener cuidado con los cambios de inclinación, para que sean muy suaves (apenas dos o tres grados por semana como mucho).
Cambios bruscos pueden producir dolores en las rodillas y tobillos.

La primera vez que desciendes de la cinta de correr podrías sentirte algo mareado. Para poco a poco, siéntate, bebe agua a sorbos y relájate, los mareos deberían desaparecer.

Comienza con un entrenamiento sencillo y progresivo (ej.: 5 minutos de caminata a paso lento, 10 minutos de caminata apurando el paso, 5 minutos de caminata a paso ligero inclinando ligeramente la cinta de correr).

Recuerda la importancia de dedicar los primeros y últimos minutos a calentar y enfriar (limítate a andar sobre la cinta), para evitar lesiones.

Una buena postura también es clave para evitar lesiones. Pon la espalda recta, los abdominales tensos y relaja los hombros y brazos. Concéntrate en la respiración, y evita estar continuamente mirando al monitor de la velocidad.

No corras con las manos sobre las manillas, ya que el entrenamiento será mucho menos efectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Calcula tu IMC

Calculadora de Dieta

LOS LOBOS DE ÁNGELA, drama y mentiras en la vida de una mujer

LOS LOBOS DE ÁNGELA, drama y mentiras en la vida de una mujer
RECORD DE VENTAS EN INTERNET